La Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial

lunes, 16 de mayo de 2016

It's a long way to Tipperary

Si hay algo que envuelve los mejores y los peores recuerdos de una guerra, son las canciones que solían entonar los soldados. Muchas no se compusieron con la idea de cantarlas en el frente, igual eran canciones infantiles, pero al fin y al cabo, eran melodías que a los soldados les recordaba su hogar.


Como resultado de una apuesta de cinco chelines, surgió It's a long way to Tipperary, canción compuesta por Jack Judge y Harry Williams (algunas fuentes dicen que solo la escribió Judge a pesar de haberla firmado también Williams). Exactamente, fue el 30 de enero de 1912 en Stalybridge (región de North West, zona central de Inglaterra).

Jack Judge y Harry Williams (en primer plano)

En principio, el tema tenía otro nombre, It's a long way to Connemara, pero parece que Judge hizo algunos cambios, así que la canción terminó estando dedicada a Tipperary, su ciudad de origen. Se estrenó al día siguiente como parte de un musical compuesto por Judge y Williams. La verdad es que la música se parece bastante a otro tema llamado Has anybody here seen Kelly?, aunque cambia en el estribillo, aunque parece que solo se trató de una coincidencia. Aquí tenemos la versión que Albert Farrington grabó en 1915.



Up to mighty London
Came an Irishman one day.
As the streets are paved with gold
Sure, everyone was gay,
Singing songs of Picadilly,
Strand and Leicester Square,
Till Paddy got excited,
Then he shouted to them there:
Hasta la potente Londres
Llegó un irlandés un día.
Como las calles estaban ladrilladas con oro,
Claro, todos estaban alegres,
Cantando canciones de Piccadilly, Strand y Leicester Square,
Hasta que Paddy se puso nervioso, Entonces allí les gritó:

It's a long way to Tipperary,
It's a long way to go.
It's a long way to Tipperary,
To the sweetest girl I know!
Goodbye, Piccadilly,
Farewell, Leicester Square!
It's a long long way to Tipperary,
But my heart's right there.

Esto queda lejos hasta Tipperary,
Esto queda lejos para ir.
Esto queda lejos hasta Tipperary
¡Hasta la más dulce chica que conozco!
Adiós, Picaddilly,
Adiós Leicester Square!
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Pero mi corazón está ahí.

It's a long way to Tipperary,
It's a long way to go.
It's a long way to Tipperary,
To the sweetest girl I know!
Goodbye, Piccadilly,
Farewell, Leicester Square!
It's a long long way to Tipperary,
But my heart's right there.

Esto queda lejos hasta Tipperary,
Esto queda lejos para ir.
Esto queda lejos hasta Tipperary
¡Hasta la más dulce chica que conozco!
Adiós, Picaddilly,
Adiós Leicester Square!
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Pero mi corazón está ahí.

Paddy wrote a letter
To his Irish Molly-O,
Saving, "Should you not receive it,
Write and let me know!"
"If I make mistakes in spelling,
Molly, dear", said he,
"Remember, it's the pen that's bad,
Don't lay the blame on me!"

Paddy escribió una carta
A su irlandesa Molly-O,
Diciendo "Como no la reciba,
¡Escribe y dímelo!
Si hago faltas de ortografía,
Molly, cariño, dijo,
Recuerda, la pluma es mala,
¡No me eches la culpa a mí!

It's a long way to Tipperary,
It's a long way to go.
It's a long way to Tipperary,
To the sweetest girl I know!
Goodbye, Piccadilly,
Farewell, Leicester Square!
It's a long long way to Tipperary,
But my heart's right there.

Esto queda lejos hasta Tipperary,
Esto queda lejos para ir.
Esto queda lejos hasta Tipperary
¡Hasta la más dulce chica que conozco!
Adiós, Picaddilly,
Adiós Leicester Square!
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Pero mi corazón está ahí.

Molly wrote a neat reply
To Irish Paddy-O,
Saying "Mike Maloney
Wants to marry me, and so
Leave the Strand and Piccadilly
Or you'll be to blame,
For love has fairly drove me silly:
Hoping you're the same!"

Molly le contestó claramente
Al irlandés Paddy-O,
Diciendo Mike Maloney
Se quiere casar conmigo, pues
Deja el Strand y Piccadilly
O será tuya la culpa,
Porque el amor me ha vuelto bien tonta:
¡Espero que seas igual!

It's a long way to Tipperary,
It's a long way to go.
It's a long way to Tipperary,
To the sweetest girl I know!
Goodbye, Piccadilly,
Farewell, Leicester Square!
It's a long long way to Tipperary,
But my heart's right there.

Esto queda lejos hasta Tipperary,
Esto queda lejos para ir.
Esto queda lejos hasta Tipperary
¡Hasta la más dulce chica que conozco!
Adiós, Picaddilly,
Adiós Leicester Square!
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Pero mi corazón está ahí.

La canción habla de un irlandés, triste porque está lejos de Molly y de Tipperary. Un argumento muy inocente pero era lo que sentían infinidad de soldados que se fueron a luchar para formar parte de una hecatombe que daría al traste con su porvenir.

6º Batallón de Ingenieros de Montes de Sherwood

Al estallar la guerra en 1914, el 7º Batallón del Regimiento de los Connaught Rangers hizo suya It's a long way to Tipperary pues evocaba a su tierra y su familia en su trayecto a la guerra. Desde el momento en que llegaron a Inglaterra, este batallón hizo popular la canción mientras atravesaba territorio belga y francés, llegando a cantarse en Rusia y en Alemania.

John McCormack

Aunque en este punto hay distintas versiones, parece que un periódico irlandés informó de que un periodista británico (posiblemente George Curnock, del Daily Mail), oyó la canción al paso de unos soldados irlandeses por Boulogne el día 12 de agosto de 1914. Esos irlandeses pudo ser el 6º Batallón de Ingenieros de Montes de Sherwood. Curnock publicaría un artículo en su diario donde narró la experiencia de haber escuchado un tema con una letra que tenía una mezcla de esperanza y tristeza. Después del artículo de Curnock ya no se pudo frenar la popularidad de It's a long way to Tipperary.

Partitura para piano de It's a long way to Tipperary

La canción se grabó para difundirla con más facilidad, y se hicieron muchas versiones; la más popular fue la de John McCormack, tenor irlandés que, de esa forma, aportó su granito de arena a la difusión del tema. Lo cierto es que a alguien se le ocurrió que Judge y Williams podían cobrar 5 libras al año de por vida, beneficiándose de ella hasta la tercera generación.

Letra de It's a long way to Tipperary de puño y letra de Jack Judges

Pero lo mismo que el éxito de la canción se extendió como la pólvora, se ganó un cierto odio en muchos sitios, habida cuenta de las atrocidades que ya pudieron apreciarse el mismo año que estalló la guerra. A pesar de todo esto, en territorio del Reino Unido el tema siguió escuchándose hasta convertirlo en el más conocido de la guerra y más allá en el tiempo, en parte gracias al cine. Esta pegadiza canción se escucha en varios largometrajes: La gran ilusión (Jean Renoir, 1937), Das Boot (Wolfgang Petersen, 1981), Gallípoli (Peter Weir, 1981) y Goodnight Mister Tom (Jack Gold, 1998).


Cualquiera que sea el motivo por el que gustó a los soldados y, en general, a los contemporáneos de la canción, lo cierto es que It's a long way to Tipperary siempre será el recuerdo de una guerra que nunca debió ocurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario